miércoles, 13 de diciembre de 2017

Mi carta a los Reyes Magos

Frente al folio vacío,
sin saber cómo empezar,
cojo el boli con cierto hastío ,
de pensar qué pedir, sin necesitar.

Miro en los armarios,
en el escritorio,
en la cocina,
bolsos y dormitorio.

Estrujo la sesera,
qué pedir, qué pedir,
si tengo llena la nevera,
y personas con quien compartir.

Quisiera yo hacer frente al consumo
y llenar el folio de buenos deseos,
mandando al inframundo tanto humo,
y olvidando tantos gimoteos.

Lo que yo quiero es ser buena,
y querer mucho y sin fin.
Que te sientes a mi lado en la cena,
y que no necesitemos, nunca, el botiquín.

Quiero ser generosa
y no escatimar en ayudas.
Ser lo contrario a vanidosa
y no prestar atención a las dudas.

Quiero luchar contra la injusticia,
creyendo que se oyen voces fuertes.
Dar a cada cosa su justa importancia,
sin dar por supuesto nada, como inerte.

Quiero que te quedes a mi lado,
si tú quieres hacerlo.
Quiero tirar nuestro dado,
y que sepamos, siempre
agradecerlo.

Te voy a abrazar mucho más,
que es mi regalo favorito
para dar y recibir.
Así que todos vosotros
id preparando los brazos,
que no voy a escatimar en gastos.




domingo, 10 de diciembre de 2017

Duelen tanto como enseñan

La indiferencia,

el desprecio,

la crítica escondida,

el desplante,

los desvelos,

el rechazo,

que te nieguen.

El desinterés,

ese silencio,

no saber,

no preguntar,

no llamar

ni ser llamado.

La incomprensión,

el despropósito,

la risa apagada,

el llanto guardado.

No nombrar

ni que te nombren.

No estar

ni que estén...

Éstas,...
duelen, duelen tanto como enseñan.

Nadie avisó de que crecer fuera asunto fácil,
que el corazón se arrugará mil veces
y que trataremos de recomponerlo sin descanso.

Pero sin éxito.


Imagen de https://mejorconsalud.com 

jueves, 7 de diciembre de 2017

Qué bonito...

Qué bonito cuanto te acercas,
y me sorprendes con un beso.

Qué bonito reflejo
me devuelven tus ojos.

Qué bonito fondo de ojos,
cuando la pupila se engrandece
al mirarnos.

Qué bonito tu cuerpo,
de arriba abajo
y de abajo arriba.

Qué bonito latir,
cuando latimos juntos.

Qué bonito el frío,
si está tu piel protegiéndome.

Que bonitos tus brazos,
que tienen mi medida exacta.

Qué bonito eres, amor.
Sin más y con todo.
Con tu paz y la penumbra,
con toda tu luz,
que aún cuando no alumbra,
me quita todos los miedos.

Qué bonito sentir así,
saberme en el mejor lugar.
Echar órdagos constantes
a la vida,
sin bajar la apuesta por lo nuestro.

Qué bonito tú,
que has llenado de paz mi vida.
Que calmas mis vaivenes,
enloqueces mis sentidos,
atrapas mis fantasmas,
devoras a mis ganas,
disipas cualquier duda,
y me haces sentir segura.

Qué bonito, tú.


miércoles, 6 de diciembre de 2017

Mosquita muerta

Imagen: A place for art.
Mosquita muerta,
que nadie espera,
se mueve sin ruidos,
no molesta,
aunque digan otra cosa.

Mosquita muerta,
busca su sitio.
Y nadie lo ve.
Nadie escucha su grito,
nadie acude en su ayuda.

Mosquita muerta que se lo cree,
y le cuesta ver que alguien la quiere.
Todos la dañan y acosan.

Ella, solo busca un sitio,
para un vuelo tranquilo.

Mosquita muerta,
quedó quieta,
inmóvil.

Alguna vez que alguien se acercaba,
no sabía responder y se marchaba.
Ni ella misma creía en la bondad.

Mosquita muerta que no pisó fuerte.
cargando a sus hombros,
que cuando la llaman diciendo:
"Mira, esa mosquita muerta"
Se refieran a todo lo contrario
de su vida.

viernes, 1 de diciembre de 2017

Si te duele...

Me ha llevado mucho tiempo
aprender que cuando más se aprende
es cuanto más te duele.

Una brecha en mi frente,
me enseñó que frenar de golpe la bici
en cuestas empinadas,
duele.

Que te eligieran la última,
para los equipos de deportes del cole,
duele.

Cambiar de casa y de colegio
a los 14 años,
duele mucho.

Querer mucho y mal
como 'adolescente de libro',
duele.

Las faltas de cariño
ante mi infinita exigencia
y los quebraderos del corazón,
duelen.

Que te olviden, duele.
Olvidar, duele.

Buscar salidas a la soledad,
duele.

El camino de encontrarte,
duele.

Y este dolor,
cada uno con su nombre,
que parece no pasar, pasa,
dejando un reguero de lecciones.

A manejar tu velocidad, a pararte más.
A jugar, a lo que sea, con todo ímpetu.
Que la amistad y el amor de verdad,
no dañan.

Que el cariño y las caricias a una misma,
ayudan a poner el espejo de tu lado.
Que no puedes obligar a quedarse a quien no quiere.
Que tampoco pueden obligarte a ti.

Que mis dolores que no olvido,
pero que ya no duelen,
me han llevado a todo lo que es hoy.
Que solo poniéndoles nombre,
pude enfrentarlos.
Que al enfrentarlos, me encontré.

Y que al encontrarme,
te encontré.

Y mi corazón queda contigo.
Ha valido todo la pena,
si al final dimos con nuestro baile.

lunes, 27 de noviembre de 2017

¡¡Bueno, bueno,... Buff... Bueno, bueno!! #Jamming

Me gustas.

Pero me quedo muda,
cuando muestras
la libertad del pájaro,
volando hacia dónde quiere
y enseñando la majestuosidad
de su movimiento y de sus alas.
Admiro, cuando abres las puertas.
Que de corazón a corazón
es imposible no entenderse.

Me gustas siempre.
Pero cuando te quieres y cuidas,
conquistas cada poro de mi ser.
Cuando me dejas ver lo que te aflige
y lo posas en mi mano para
que pueda acariciarlo.

Amo cuando dejas que esto ocurra.
Y cuando cuentas historias con ello.

Cuando te quitas las pieles que sobran
y permites que veamos la primera de todas,
la más preciosa, la que nos enseñan
a ocultar.
Ésa, ésa. La que somos en esencia.

Me gustas así.
Y cada vez más.
No lo puedo evitar.

Esto me pasa conmigo
y con todos los valientes
que se atreven,
así,
a abrirse de par en par,
a hacer el mundo
bonito,
bello
y seguro.



#GRACIAS Amigos de la #EscuelaJamming. Es maravilloso crecer con vosotros. Gracias #JoaquínTejada y #PaulaGalimberti por un intensivo tan de luz. Gracias #SaraPárbole por enseñarme tanto. Gracias #Isaac, por ayudarme a jugar con todo esto.





miércoles, 22 de noviembre de 2017

AGUA

¡Qué poco valorada estás!
¡Cuánto egoísmo el nuestro!
Que solo te lloramos,
cuando nos faltas.

Nos pasa igual con las personas,
para qué cuidarnos mientras dura,
si ya, ya echaremos de menos
cuando falten de nuestro lado.

Agua, tu ausencia, el castigo
que merecemos.
Malgastando sin límites
abriendo todos tus grifos
y subiendo la temperatura
hasta el cielo,
que hoy está
demasiado negro
y no por las nubes.

También nos pasa con las personas,
a veces tiramos tanto de la cuerda,
que la rompemos sin remedio.
Y ya no hay nudo que la sostenga.

¡Qué expertos en destrozar la vida!
¡Qué egocéntricos los seres humanos!
¡Qué mundo estamos haciendo!
¡Qué pena formar parte de ello!

Agua, merecemos esto.
Igual que no merecemos todo
lo que no valoramos.

Agua, no nos castigues más.
Por favor. 
Aunque, desgraciadamente,
no te puedo asegurar
que aprendamos la lección.

Así somos...
los destructores humanos.

Pero agua... vuelve.
Limpia-nos tú.


viernes, 17 de noviembre de 2017

...De las piedras...

Imagen: Tommy Ingberg
A ti, mi piedra más grande:

Has sido mi piedra,
ésa en la que el ser humano,
lento aprendiz,
tropieza una y otra vez,
y otra vez,
y otra.

Ni soy capaz de recordar
las veces que caí de bruces,
en tus redes,
como en una tela de araña,
quedándome atrapada,
revoloteando para tratar de escapar
...
sin lograrlo.

Al agotarme y parar,
soltabas lastre y me dejabas ir.
Y muy enrabietada,
no quería marchar.
¿Por qué habría de irme
cuando tenía un lugar en tu vida,
aunque me apretara?

Ganabas al final,
lograbas que entendiera
mi sin hogar en tu vida y,
cabizbaja,
me iba.

Nunca salí ilesa de las partidas,
heridas no curadas,
duelos sin despedidas,
huecos que yo tapaba,
como podía.

Hasta que, sin poder hacer nada,
volvías, piedra maldita,
a cruzarte en mi camino.

Y yo, caía
sin remedio.




jueves, 16 de noviembre de 2017

Quiero un mundo sin mujeres maltratadas.

Imagen de @DerechoEcuador
Tu trabajo conmigo ha sido fino,
tan fino que lograste me olvidara de mí,
batiéndome en duelos constantes
por demostrar cuánto amor tenía para ti.

Ese amor, nunca era suficiente
para un cuerpo que siempre pedía más.
Y yo te lo daba,
¿qué podía hacer?

Todo a tu gusto,
que nunca lo estaba.
Prolongué tu vida en nuestros hijos,
que tampoco se merecían lo que les tocó.
Al servicio de todos,
sin ninguna sonrisa con destino mi alma.

Dejé de salir de casa,
afincada para dedicarme a ti,
infeliz, disfrazada de miedo,
con la impotencia en mi quietud.

Ya tan dentro,
¿cómo salir sin que acabaras conmigo?
Mensajes constantes,
amenazas disfrazadas de "te quiero"
me amarraban sin control a tu zapato.

La televisión,
que suma nueva mujer asesinada,
y tú en el sillón.
Justicia lenta e ineficaz,
que demasiadas veces no deja salir
del infierno con vida.

A tu servicio,
hasta que pude cerrar la puerta por fuera
y alejar la dependencia
que tanto me hiciste creer.

Somos muchas mujeres unidas.
Salir de ahí y denunciar,
primeros pasos,
en esta lucha que vamos a ganar.

Mujer, a ti te escribo,
sabiendo que ponerme en tu piel
no es suficiente para entenderte.
Por favor, busca apoyos, que los hay.
Sal de ahí, cuéntalo,
si hay hijos, sal con ellos,
no te quedes un segundo más.

Cada vez somos más,
y lograremos parar la violencia.
Todas las hijas que nacerán deben verlo,
vivir tranquilas sin miedos.

Basta ya, los que os hacéis llamar hombres,
que solo sois cobardes.
Empezad por entender,
que no somos muñecas a manejar.
Que no, que no nos vamos a dejar,
más en vuestras manos.



*Porque se acabe la violencia de género. Más medidas. Más justicia. Menos permisividad. Más denuncias. Más cárcel. Tolerancia Cero. Y educar en ello, desde que somos niñas., a nosotras y a ellos desde que son niños. La violencia verbal, física y/o psicológica NO sirve para las relaciones humanas. #BastaYa



lunes, 13 de noviembre de 2017

Venus y Júpiter

Las he visto esta mañana,
dos luces intensas muy cerca.
La luz de Venus, la conozco bien.

Luego, he sabido que,
la otra luz era Júpiter,
planetas destinados hoy
a acercarse.

Han puesto fin, por un rato,
a su distancia de millones de km,
y se han ido acercando tanto,
que a mis ojos,
casi podían tocarse.
Tapaba con el dedo índice, los dos.

Ellos dos, los planetas más brillantes,
han acaparado el cielo
antes de la salida del Sol,
mostrando la fuerza del Universo.

Que entre tanta vuelta,
tantas luces,
tantas idas y venidas,
nos recuerda que gracias a él,
estamos aquí,
atestiguando las grandezas que
constantemente nos demuestra.

Lo bonito del cielo,
lo misterioso del espacio,
la certeza de la vida,
si tú estás conmigo.

Venus y Júpiter,
que estando tan lejos,
aprovechan la oportunidad
para acercarse.

Podemos aprender,
de todo.

domingo, 12 de noviembre de 2017

La turista eterna

Quisiera ir de turista,
siempre, por la vida.

Igual que el visitante en país lejano,
quedándose lo más bonito,
fotografiando los detalles
y exprimiendo el tiempo igual,
sin pensar en cansancios
ni obstáculos.

Turista de las vidas,
inmortalizando momentos,
haciendo murales con las risas,
sin tiempos para el desconsuelo
ni para dejar que me duelan.
Sin juicios y consciente
de la limitación de tiempo
que la misma vida impone.

Turista de mí misma,
disfrutando-me aquí y ahora.
regalándome, y a los demás también.
Sin exigencias, más que querer-nos bien.

Siendo turista,
sacas lo mejor de cada lugar,
de cada rincón, de cada instante.
Nunca das nada por supuesto,
todo te sorprende, todo te llega,
por las ganas que pones en ello.

Que mi viaje contigo,
hablo de ti, de ti y de ti también,
sea un turismo diario,
que sea eterno y
nunca acabe.


viernes, 10 de noviembre de 2017

Lo NO-nuestro

Te lo voy a explicar.
Ahora que por fin,
he logrado entenderlo.

Lo nuestro nunca lo fue,
porque tú no quisiste.
Amagaste alguna vez, eso sí.
Y yo, que me conformaba con ser la paloma
que tú alimentabas desde el banco;
deseando hallar la manera de que me amaras.

Nunca hubo nada nuestro
porque me lo inventé todo.
Tanto me olvidé de mí,
que solo miraba donde iban tus pies,
para seguirlos sin alzar la vista.
A ver si te dabas cuenta de que tu felicidad
iba pegada a mi nombre.

Nunca hubo nada,
porque siempre marchabas antes,
maniatando a mis ganas
envueltas en los besos que no me dabas.

Nunca hubo.
Nunca fuiste.
Aunque yo tanto lo quise.

Ya entiendo por qué nunca, nada.
Porque el amor me esperaba
en otro corazón,
que no dudó en entregarse
y lanzarse al mío,
para abrazarlo tan bonito, como nunca
ni tú ni nadie, había hecho.

Por fin entendí que amar no duele,
que quien te quiere no te hace sufrir.
Y hace fácil la vida.

Que lo nuestro nunca fue,
porque ni quisiste
ni tenía que ser.



jueves, 9 de noviembre de 2017

Habló la música de Rozalén

Cuando el talento sale a pasear,
no puedes más que admirarlo.
Y si el talento va acompañado
del necesario corazón,
embobas, deleitándote con tanta belleza.

Ayer, el Circo Price y miles de personas
fuimos testigos de cómo fue
paseándose el amor entre las butacas,
envuelto en armonías, canciones y signos.

Ayer, el Circo Price tembló de emoción,
 risas, lágrimas y bailes.
Más de dos horas unidos por la música,
y no cualquier música.
Unidos por una música que parte de las entrañas
del desnudo de una artista y de un equipo,
que abre el corazón para que todos podamos
acariciarlo un ratito.

Ayer, en el Circo Price con Rozalén
el mundo fue un poquito mejor.
Todas las sonrisas en los rostros,
lo atestiguaban.

Rozalén dijo que tenía la obligación de contar
parte de su historia.
Yo, ahora, siento que quiero contar
la maravilla de su música,
de su puesta en escena,
de su abrirse en canal,
de su voz que llega,
y del eco que deja en las almas.

Más de dos horas
a flor de piel.
Más de dos horas,
con todos ellos.
En un Madrid entregado
cantando con ellos
a la vida.


Gracias Rozalén, Gracias Beatriz. Gracias a todos los que lo habéis hecho posible. 

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Los principios sin final

Foto de Ingrid Hoppe
Lo extraño de los principios,
es no verles el final.

Lo fácil, anticiparlo,
aunque acabe de empezar.

Lo extraño, que desbarataras
con tu llegada mi vida,
para darle el mayor de los sentidos.

Lo fácil, quererte.

Lo extraño, no ver el punto a la frase,
porque el nuevo día es
principio de la continuación
de ayer.
Y no nos cuesta.

Lo fácil, vivir contigo
y amanecer a tu lado.

Lo extraño, moverme sin dudas
y saber cuidada nuestra historia.

Lo extraño, dar contigo,
compromiso entregado,
rostro sin caretas,
corazón abierto que me regalas
y me hace consciente de mi suerte.

Lo fácil decirte sí cada mañana,
y esquivar las zancadillas del destino
cerrando la puerta con pestillo,
contigo y conmigo,
dentro.

Así, todo es posible.




martes, 7 de noviembre de 2017

Lo peor de mí

Tengo un lado malvado,
déspota, cruel y egoísta.
Un lado indiferente,
que nunca irá de tu mano,
porque ya no le importa.

Tengo un lado inhumano,
y por qué repudiarlo,
si también es mío.

Un lado que no odia,
pero sí que no quiere.
Esa oscuridad, que
en contadas ocasiones
se ilumina.

Mi cabeza se torna
y si está cerca de ti,
se apaga.
Y me caigo mal. Sí.
No lo niego.
Pero, que levante la mano,
aquel que no se cansa
de poner mejillas.

Me he condicionado
a que si estás cerca,
me ocurra esto.

¿Quién me descondicionará?
Sé que solo yo puedo.
Y ahora no quiero,
porque pisarme,
ya no es opción.

No me reconozco
y sin embargo
sigo siendo yo.
Y me bato en duelo
conmigo misma,
constantemente.

Y, sí, me agoto.